Los edulcorantes artificiales se asocian a obesidad, disfunción metabólica y diabetes

categoría Nutrición Obesidad

11 abril 2018


Los edulcorantes artificiales se asocian a obesidad, disfunción metabólica y diabetes

El consumo de edulcorantes, cuyo objetivo persigue reducir el consumo de azúcar, de calorías y prevenir la obesidad y la diabetes, podría tener un efecto contrario al que se pretende.

En el congreso anual de la Endocrine Society celebrado este marzo en Chicago, se presentaron los resultados de un estudio sobre el consumo de edulcorantes y sus efectos, sobretodo en personas que padecen sobrepeso o obesidad.

El estudio afirma que el consumo de edulcorantes bajos en calorías puede promover la disfunción metabólica y predisponer a las personas a padecer diabetes tipo II, particularmente aquellos que presentan obesidad.

Se trata de un experimento liderado por el Dr. Sabyasachi Sen de la Universidad George Washington. Se  extrajeron células madre del tejido adiposo humano y se siguieron durante 12 días en medios que promueven la producción de grasa, para imitar un ambiente obesogénico, y se agregó una dosis de edulcorante de 0,2 milimoles (equivalente a 5 latas de refresco sin azúcar al día). Con esta dosis, los investigadores observaron una regulación positiva de los genes relacionados con la producción de grasa y la inflamación. En conclusión, el estudio sugiere que los edulcorantes, especialmente la sucralosa, promueven la acumulación de grasa dentro de las células. El mecanismo es un incremento en la entrada de glucosa a través de una mayor actividad de transportadores de glucosa.

En otro experimento, se analizaron muestras de biopsia de grasa abdominal de 14 adultos obesos y cuatro adultos con normopeso que consumían habitualmente sucralosa. En los adultos obesos, se observó un mayor transporte de glucosa a las células y una sobreexpresión de genes conocidos productores de grasa, en comparación con muestras de biopsias de grasa de adultos que no consumieron edulcorantes. En las personas que tenían normopeso y consumían sucralosa, no hubo cambios significativos. Esto sugiere que las personas con obesidad pueden ser más sensibles a los edulcorantes artificiales que las personas en normopeso, y los cambios que ocurren a nivel celular, pueden predisponer a padecer complicaciones metabólicas como Diabetes tipo II o enfermedades inflamatorias.

Por lo tanto, como conclusión, debemos evitar el consumo de edulcorantes artificiales ya que estos pueden alterar el metabolismo y en especial a aquellas personas que presentan sobrepeso u obesidad.

 

En ENDOCS disponemos de Dietistas-Nutricionistas tituladas que pueden ayudarte a eliminar por completo el consumo de azúcar y edulcorantes con ciertas estrategias. De esta manera, con un poco de esfuerzo y tiempo, te acostumbrarás al sabor natural de los alimentos y evitarás por completo la “adicción”  a los dulces.

Autor:


Jefe de Servicio @doctorasesmilo Especialista en endocrinología de la gestación/reproducción Coordinadora de la Unidad de hipófisis Coordinadora de la Unidad de tiroides Co-cordinación de la Unidad de Ovario poliquístico


Dietista-Nutricionista Educadora en Diabetes Coach nutricional Especialista en Nutrición Deportiva Especialista en intolerancias y alérgias alimentarias Coordinación unidad de obesidad


¿Quieres hacernos una consulta sobre Blog de Endocrinología y Nutrición?

Cercar en el Blog

También te puede interesar

ENDOMETRIOSIS

Los edulcorantes artificiales se asocian a obesidad, disfunción metabólica y diabetes

La endometriosis es una dolencia crónica que afecta entre un 10 y un 20% de las mujeres en edad fértil. Las causas exactas se desconocen pero sí se cree que puede haber cierta predisposición genética y que, al causar alteraciones inmunológicas, sea una enfermedad autoinmune estrógeno dependiente.

Seguir leyendo

Estreñimiento y ayudas nutricionales

Los edulcorantes artificiales se asocian a obesidad, disfunción metabólica y diabetes

En muchas ocasiones al realizar cambios de alimentación para favorecer la pérdida de peso se reducen cantidades de la ingesta diaria, se incrementa la ingesta de fibra y se realizan cocciones con menor cantidad de grasas. Todo ello puede favorecer que el tránsito intestinal se vea ralentizado y el ritmo deposicional también. Por otro lado el uso de ciertos fármacos también utilizados en la pérdida de peso pueden producir dicho efecto.

Seguir leyendo

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. OK | Más información

Política de cookies +