Estudios recomendados pregestació o en 1era visita gestacional

Estudios recomendados pregestació o en 1era visita gestacional
Las sociedades científicas (Sociedad Española de endocrinología y Sociedad Española de obstetricia y ginecología) recomiendan el estudio universal de la función tiroidea en el primer trimestre de la gestación

Es particularmente esencial en pacientes con antecedentes de abortos, esterilidad, infertilidad, o antecedentes familiares o personales de enfermedad tiroidea o de otras enfermedades autoinmunes, estudiar el funcionamiento de la glándula tiroidea y la presencia de anticuerpos antes del embarazo.También se aconseja estudiar las pacientes que tienen bocio (aumento de la glándula) o que presentan síntomas de disfunción tiroidea.

En pacientes con hipotiroidismo conocido.

El hipotiroidismo que no se trata correctamente en el embarazo podría causar complicaciones obstétricas, abortos, partos prematuros e influenciar el desarrollo neuropsicológico del niño. Todo esto se puede evitar controlando correctamente la enfermedad en la gestación.

Un estudio epidemiológico realizado en EEUU en 200.000 pacientes con hipotiroidismo concluye que habría que realizar un mejor trabajo en el ajuste de las dosis de hormona tiroidea en la gestación. Es fundamental saber qué hacer.

  • Es ideal preparar la gestación. Idealmente hay que comunicar al endocrinólogo el deseo gestacional para ajustar el tratamiento a las dosis óptimas pregestació
  • Una vez se conoce el estado de gestación Cuando la paciente ya tiene un hipotiroidismo conocido y tratado, es fundamental subir la dosis tan pronto como se conoce el estado de gestación
  • Cuando hay historia de cirugía tiroides. En pacientes con historia de cirugía tiroidea reciente es fundamental consultar con el endocrinólogo aunque los haya quedado una función normal. Hay que asegurar que la glándula pueda cubrir las necesidades en la gestación y establecer la necesidad o no de tratamiento
  • Después del parto. Una vez la gestación va adelante, ésta puede reducir las concentraciones de anticuerpos anti-tiroideas por un fenómeno que se conoce como inmunotolerancia. De forma antagónica después del parto suele haber un rebrote de los anticuerpos ya menudo sufrimos fluctuaciones de la función tiroidea o fenómenos de tiroiditis con inflamación glandular y hipertiroidismo. Es por ello que hay que controlar también en el post-parto.

En pacientes con hipertiroidismo conocido

Es fundamental que el manejo de la enfermedad lo realice un equipo especializado con experiencia en la patología. Hay que afinar el máximo para reducir las complicaciones tan obstétricas como materno-fetales que se asociarían a una enfermedad incorrectamente controlada.

  • Es ideal preparar la gestación. La paciente hipertiroïdea en tratamiento comunicará al endocrinólogo el deseo gestacional para cambiar de fármaco. El fármaco de elección en el primer trimestre de la gestación es especial y sólo se sirve en la farmacia hospitalaria, se dice PTU y es de la misma familia que los fármacos que utilizamos fuera de la gestación pero con alguna particularidad. Es fundamental hacer este cambio antes de la concepción y ajustar el tratamiento a las dosis óptimas pregestació. En segundo trimestre hay que devolver a los fármacos habituales
     
  • Una vez se conoce el estado de gestación. Utilizaremos las dosis mínimas del fármaco para tener unos niveles de hormonas T4 y T3 en el margen alto de la normalidad. El seguimiento lo haremos por T4 y no por TSH. Siempre es mejor dejar un ligero hipertiroidismo que pasarnos en el tratamiento, pues los fármacos atraviesan la placenta y potencialmente podrían causar un hipotiroidismo fetal en función de las dosis.
     
  • Control de anticuerpos TRAb y del tiroides fetal. Es importante medir los anticuerpos TRAb (= estimulantes del receptor de TSH) que pueden atravesar la placenta y estimular el crecimiento de la glándula fetal. El riesgo se da sobre todo cuando superan 3-4 veces los niveles normales. En estos casos será importante vigilar ecográficamente los posibles signos de hipertiroidismo fetal porque entonces se podría tratar a través de la madre. Esta ecografía debe realizar un ecografista con formación y experiencia específica en este tema. A Hospital Quirón- Dexeus somos especialistas en el estudio ecográfico de las posibles alteraciones tiroideas del feto, consúltanos.

El hipertiroidismo fetal se da en un 5-10% de pacientes con hipertiroidismo actual o pasado. Las pacientes con historia de hipertiroidismo tratado con yodo pueden mantener los anticuerpos activos durante años después del tratamiento y se deben vigilar también.

  • Después del parto. Una vez la gestación va adelante, suele mejorar la enfermedad y reducir las concentraciones de anticuerpos por un fenómeno que se conoce como immunotolerància- esto hace que en muchos casos se pueda suprimir la medicación antitiroideos y protege la glándula fetal del hipertiroidismo (sobre todo si normaliza o reduce mucho los anticuerpos Trabant). De forma antagónica después del parto suele haber un rebrote ya menudo se reactiva el hipertiroidismo y hay que reforzar o reiniciar el tratamiento

¿Quieres hacernos una consulta sobre Tiroides y Gestación?

También te puede interesar


TIROIDES

Estudios recomendados pregestació o en 1era visita gestacional

Reunión anual científica en patología tiroidea

Hemos estado en la reunión de expertos de tiroides de la SEEN en Madrid


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. OK | Más información

Política de cookies +