Complicaciones crónicas: VASCULOPATIA

Complicaciones crónicas: VASCULOPATIA
Si tiene diabetes, un buen control de los lípidos (grasas) en sangre y la presión arterial, aparte del azúcar, le ayudarán a evitar las enfermedades cardiovasculares.

La diabetes, por el aumento de la concentración de glucosa en sangre (y en tejidos) puede causar a la larga complicaciones en arterias de gran y pequeño calibre ocasionando enfermedades cardiovasculares. Son un conjunto de patologías que afectan al corazón y la circulación sanguínea -vasos sanguíneos que llevan sangre a todo los tejidos del cuerpo-. Si usted tiene diabetes, tratar el colesterol, (para conseguir reducir al máximo el LDL) y controlar bien la tensión arterial, ayudan a evitar el daño que hace el azúcar sobre el árbol arterial.

 

Enfermedades cardiovasculares y diabetes

Las enfermedades cardiovasculares son responsables de hasta el 70-80% de las muertes de las personas con diabetes. Estas son entre 2-4 veces más frecuentes que en la población general (dependiendo de la manifestación clínica), afectan a edades más jóvenes y su progresión es más rápida.

La base de las enfermedades cardiovasculares en la diabetes es la aterosclerosis, es decir, el depósito de lipoproteínas ricas en colesterol en las capas de las arterias formando la placa de ateroma. Esta placa puede terminar reduciendo o obstruyendo la circulación sanguínea y dejar sin nutrientes y oxígeno la zona que irriga aquella arteria. Aparte, existe la posibilidad de que esta placa se rompa (si es inestable), pudiendo ocasionar un trombo y éste, a tapar la luz del vaso, provocar un infarto (o muerte) del tejido por detrás del trombo.

La hiperglucemia favorece el daño arterial por estrés oxidativo, inflamación y glicosilación no enzimática de proteínas. En este contexto, la hipertensión arterial (muy a menudo presente en la diabetes sobre todo de tipo 2), y el exceso de colesterol y triglicéridos en sangre (característico sobre todo de la diabetes de tipo 2), con colesterol HDL bajo, multiplican el daño de el exceso de glucosa sobre las arterias. Es por ello que se ha demostrado, que el correcto tratamiento de presión arterial y colesterol, mejora dramáticamente el pronóstico cardiovasculares de estos pacientes.

 

¿Qué enfermedades cardiovasculares y manifestaciones clínicas pueden asociarse a la diabetes?

Enfermedad coronaria: entre 2-4 veces más frecuente que en población general. Afecta al vasos sanguíneos que irrigan el corazón. Se puede manifestar en forma de angina de pecho (causada por un estrechamiento de las arterias que aportan sangre al corazón), en forma de infarto de miocardio ( "ataque al corazón") (causada por una obstrucción que impide de forma total la llegada de sangre al corazón), arritmias, insuficiencia cardíaca, muerte súbita. Es importante saber que tan la angina como el infarto pueden no dar síntomas (dolor) en los pacientes en diabetes, a veces se manifiestan como ahogo o arritmia o desmayo.

Enfermedad cerebrovascular: entre 2-4 veces más frecuente que en población general. Afecta al cerebro y todos aquellos vasos que irrigan el cerebro. Se puede manifestar como accidente cerebrovascular o ictus (cuando se bloquea la llegada de sangre al cerebro y muere alguna parte de este), ataque isquémico transitorio (cuando el bloqueo de llegada de sangre al cerebro es transitorio y no produce daños permanentes ), o demencia (como resultado de pequeños accidentes cerebrovasculares que acaban ocasionando un daño progresivo en el cerebro).

Enfermedad arterial periférica: entre 4-6 veces más frecuente que en población general. Afecta aquellos vasos que irrigan las extremidades inferiores del cuerpo. Se puede manifestar como claudicación intermitente (un dolor agudo de piernas al caminar que se alivia en reposo), gangrena (muerte de tejido debido a la falta de llegada de sangre, suele ser en los pies), o bien puede ser silente (cuando no hay manifestaciones) Lo podemos estudiar en la consulta con un doppler: cuando el índice tobillo-brazo es <0,9). Se puede detectar una pérdida de pilosidad los dedos del pie, rubor posicional, cambio de coloración cuando se levantan las piernas, aumento del grosor de las uñas, etc. Estas complicaciones junto con la neuropatía diabética (daño progresivo de niveles elevados de glucosa a los nervios) son los causantes del pie diabético, que puede conducir a la amputación.

 

¿Qué factores aumentan el riesgo de enfermedades cardiovasculares?

Se considera que las personas con diabetes ya tienen desde el inicio un riesgo cardiovascular ALTO. Sin embargo, el riesgo de sufrir algún evento cardiovascular se vuelve MUY ALTO si presenta alguno de los siguientes factores de riesgo:

-Mal control de la diabetes: niveles elevados de glucosa en sangre

-Hipertensión arterial

-Alteración de lípidos en sangre: altos niveles de colesterol LDL ( "malo") en sangre, bajos niveles de HDL ( "bueno") y altos niveles de triglicéridos. Este perfil de grasas en sangre es bastante frecuente en personas diabéticas y se conoce como "dislipemia diabética".

-Obesidad y síndrome metabólico: todo en la diabetes tipo 2.

-Otros: edad avanzada, tabaquismo, antecedentes familiares, microalbuminuria.

 

Como lo podemos prevenir?

Para prevenirlo, las guías aconsejan en personas con diabetes:

HbA1c

<7%

Colesterol LDL o

c-NO-HDL (cuando existe hipertrigliceridémia)

  • <100mg/dl o <130mg/dl si no existe factor de riesgo cardiovascular, enfermedad cardiovascular o lesión de órgano diana
  • <70mg/dl o <100mg/dl si hay factor de risgo cardiovascular, enfermedad cardiovascular o lesión de órgano diana

Colesterol HDL

Hombres: >40mg/dl

Mujeres: >50mg/dl

Triglicéridos

<150mg/dl

Pressión arterial

<140/90mmHg (130/80mmHg en los más jovenes)

Peso

IMC 18,5-25kg/m2

 

Así como la práctica de ejercicio físico de manera regular (3-5 veces/semana entre 30-45'/día).

 

Tratamiento de la dislipemia diabética

Modificación de hábitos

Lo que el dietista-nutricionista trabajará con usted será: disminuir el consumo de grasas saturadas (sobre todo mantequillas y cárnicos procesados) aumentando el consumo de grasas monoinsaturadas (aceite de oliva, y frutos secos) y poliinsaturadas (aceites de semillas, frutos secos y pescados azules), con el mínimo consumo posible de grasas trans. Se limitará el consumo de azúcares y de alcohol en casos de hipertrigliceridemia.

Se aconsejará mantener un peso saludable y realizar ejercicio físico de manera habitual.

Tratamiento farmacológico

El tratamiento de elección son las estatinas (inhiben la formación de colesterol y reducen el colesterol plasmático), ya que se asocian a una reducción dramática de eventos y muerte cardiovascular.

Las estatinas pueden ir asociadas a otros (ezetimiba o en algunos casos seleccionados inhibidores de la PCSK9) que potencian en gran medida el efecto de las estatinas y disminuyen los eventos y mortalidad cardiovascular en mayor grado que la estatina sola.

 

 

En ENDOCS te podemos ayudar a controlar estos factores de riesgo para prevenir la aparición de enfermedades cardiovasculares.


¿Quieres hacernos una consulta sobre Complicaciones de la diabetes?

También te puede interesar


DIABETES

Complicaciones crónicas: VASCULOPATIA

APPS y DIABETES

Es importante tener en cuenta que el uso de las aplicaciones no pretende ni DEBE sustituir el seguimiento por parte del médico.

Complicaciones crónicas: VASCULOPATIA

Los huevos: nutritivos y beneficiosos. Y la leche o el yogur entero quizás no tan perjudiciales

Los consumo de huevos y de algún producto lácteo entero podrían reducir el riesgo de diabetes La diabetes mellitus tipo 2 (DM2) es un trastorno metabólico que se caracteriza por hiperglucemia (niveles de azúcar en sangre elevados) con presencia de resistencia a la insulina y déficit de insulina. La diabetes de tipo 2 está estrechamente relacionada con la obesidad y su prevalencia está en aumento.

Complicaciones crónicas: VASCULOPATIA

Para los amantes del queso y de la carne roja tenemos una buena noticia

Para los amantes del queso y de la carne roja tenemos una buena noticia: El consumo de ácidos grasos saturados (AGS) provenientes de los lácteos y las carnes no procesadas no son nocivos para la salud cardiovascular ni se relacionan con un mayor riesgo de diabetes , mientras que el consumo de carnes procesadas como salchichas, embutidos y bacon sí se relacionan con patología cardiovascular y mortalidad.


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. OK | Más información

Política de cookies +