¿Te han diagnosticado intolerancia a la fructosa?

categoría Nutrición

16 juny 2016


¿Te han diagnosticado intolerancia a la fructosa?

La intolerancia o malabsorción a la fructosa se produce por un déficit de la mucosa intestinal de la proteína transportadora GLUT5 que permite la absorción de la fructosa en el intestino delgado.

¿Qué es la fructosa?

La FRUCTOSA es un azúcar que se presenta de forma libre en algunos alimentos como las frutas, algunas verduras y la miel.

También la encontramos formando parte del disacárido sacarosa (molécula de glucosa + fructosa) también conocida como azúcar.

¿Cómo se diagnostica?

Actualmente la prueba del test de Hidrógeno espirado se considera la mejor para el diagnóstico.  Esta prueba consiste en la medición de hidrógeno en el aire que respiramos tras la administración oral de fructosa. Simplemente se debe de soplar en un pequeño aparato que analiza el Hidrógeno en distintos tiempos tras la ingesta de fructosa.

¿Cuáles son los síntomas?

El exceso de azúcares no asimilados, pasan al colon, donde las bacterias los descomponen formando agua, gas y ácidos. Se manifiesta como diarreas, nauseas, vómitos, distensión abdominal, flatulencias, dolor abdominal y malestar general.

¿Por qué se produce la intolerancia a la fructosa?

La intolerancia a la fructosa se produce por un déficit de la mucosa intestinal de la proteína transportadora GLUT5 que permite la absorción de la fructosa en el intestino delgado.

La absorción de la fructosa también depende de otro transportador, el GLUT2. Se ha visto que altos niveles de glucosa estimulan el GLUT2 y facilita el transporte de la fructosa. Es decir, los alimentos que contengan más glucosa que fructosa suelen ser bien tolerados. Un ejemplo es el  azúcar de mesa.

¿Es lo mismo intolerancia a la fructosa que fructosemia o intolerancia hereditaria a la fructosa?

No debemos confundir la intolerancia a la fructosa con la fructosemia o intolerancia hereditaria a la fructosa que es una enfermedad hereditaria en la que no existe una alteración de la absorción intestinal sino una alteración de la metabolización hepática. En este caso la dieta debe ser más estricta.

¿Es permanente?

La malabsorción a la fructosa puede ser permanente, lo más común, o transitoria, provocada por enfermedades inflamatorias o infecciosas del intestino delgado como por ejemplo gastroenteritis, enfermedad inflamatoria intestinal, enteritis por radiación, celiaquía…

¿Cuál es el tratamiento?

El tratamiento consiste en la realización de una dieta baja en fructosa.  La severidad de estos síntomas dependerá de la cantidad ingerida y de la concentración de fructosa. Cada persona presenta una capacidad de absorción diferente.

Se recomiende seguir dieta estricta durante 4-6 semanas para mejorar la sintomatología. Una vez terminado este periodo de exclusión se iniciará la dieta de reintroducción, lenta y progresiva según la tolerancia individual del paciente.

¿Cómo podemos ayudarte?

Es imprescindible la valoración de un Dietista-Nutricionista en el seguimiento de una dieta baja en fructosa para evitar problemas nutricionales. En ENDOCS te planteamos una dieta individualizada y ajustada a las necesidades reales de cada paciente.

Autor:


Jefe de Servicio @doctorasesmilo Coordinadora de la Unidad de hipófisis Coordinadora de la Unidad de tiroides Especialista en endocrinología de la gestación


Dietista-Nutricionista Educadora en Diabetes Especialista en Nutrición Deportiva


¿Quieres hacernos una consulta sobre Blog de Endocrinología y Nutrición?

Cercar en el Blog

También te puede interesar

Frutos rojos

¿Te han diagnosticado intolerancia a la fructosa?

Los frutos rojos destacan por su alto contenido en sustancias no nutritivas beneficiosas para la salud, y también sustancias nutritivas, lo que los hace alimentos funcionales

Seguir leyendo

EL Kuzu, una planta a la que se atribuyen muchas propiedades beneficiosas. ¿Qué hay de cierto en estas afirmaciones?

¿Te han diagnosticado intolerancia a la fructosa?

Se ha estado hablando sobre las muchas propiedades que presenta el Kuzu, entre ellas que ayuda a eliminar o reducir el consumo de alcohol, tiende a disminuir la fiebre y la gripe, alivia el cansancio, ayuda en casos de problemas respiratorios, remedio contra la resaca, etc.

Seguir leyendo

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. OK | Más información

Política de cookies +