Recetas de verano: Te apetece un salmorejo fresquito?

categoría Nutrición

15 maig 2015


Recetas de verano: Te apetece un salmorejo fresquito?

Es una crema servida habitualmente fría y como primer plato donde los ingredientes principales son: pan, tomate, ajo, aceite de oliva y sal.

Se diferencia del gazpacho por un menor contenido de verduras, un mayor contenido de pan y aceite que le da su textura particular de tipo puré. Al igual que el gazpacho es un plato de bajo coste económico.

El salmorejo se típico de Córdoba y muy preciado en el sur de España. La imaginación permite elaborar hasta más de 40 variedades diferentes. La base del plato siempre es la misma: pan, tomate, ajo, aceite de oliva y sal. A partir de aquí podemos innovar de forma ilimitada: desde salmorejo de harapiento, remolacha o de calabaza hasta el de tinta de calamar. También se pueden hacer salmorejos dulces con chocolate, vainilla, coco o ron.

Debido a su consistencia, a veces se sirve como salsa de acompañamiento, para remojar en ella otros alimentos.

Receta (para 6 raciones)

  • 1kg tomate
  • 200g de miga de pan
  • 250 ml de aceite de oliva
  • 1 diente de ajo
  • Sal al gusto

Lavar los tomates, quitar las zonas verdes y triturarlo. Pasarlo por un colador para quitar las semillas y restos de piel del tomate.

Colocar en un bol el pan y cubrirlo del tomate triturado para que se ablande durante aproximadamente 10 minutos. Pasados ​​los 10 minutos, añadir el diente de ajo y triturarlo todo junto. Añadir por último la sal y el aceite y triturar hasta conseguir la textura puré característica del "salmorejo".

Por último, dejamos reposar en la nevera y servimos.

OPCIONAL: Presentar con huevo duro, chorrito de vinagre balsámico, jamón serrano troceado o bien, verduras troceadas.

También existen varias interpretaciones de este plato, variando el contenido de algunos ingredientes y pudiendo añadir vinagre en su elaboración.

Si no dispone de tiempo para cocinar, existen escasas comerciales que venden "salmorejo" y que contienen una composición nutricional muy parecida a la casera.

Composición nutricional

 

Por100 ml

Per ración de consumo (250ml)

Valor energético

76 Kcal

190Kcal

Grasas

de las cuales saturadas

5,3g

13,2g

0,7g

1,7g

Hidratos de carbono

de los cuales ázucares

6,9g

17,2g

3,2g

8g

Proteína

0,9g

2,2g

Fibra alimentària

1,7g

4,2g

Sal

0,3g

0,7g

 

Propiedades nutricionales

Por su "bajo" contenido calórico -aunque qué es más alto que el gaspatxo- es un plato indicado en casos de sobrepeso u obesidad que estén en tratamiento para la pérdida de peso.

Presenta asimismo, un perfil cardioprotector -al igual que el gaspatxo- por ser la principal forma de grasa los ácidos grasos monoinsaturados, procedentes del aceite de oliva.

Tiene un alto contenido en vitamina C y vitamina E, entre otros antioxidantes, importantes a la hora de prevenir los resfriados en aquellas personas con el sistema inmune deprimido. Estos, se mantienen después de la elaboración gracias a no utilizar ninguna técnica de cocción.

Fuente de potasio, interesante para las personas con calambres musculares y retención de líquidos.

Adecuado en aquellas personas con alteraciones en la deglución para líquidos y sólidos, por su textura néctar / puré -siempre y cuando no se añadan trozos de jamón, huevo duro o vegetales-.

Aunque es menos ácido que el gazpacho porque la mayoría de versiones no contienen vinagre, sí contiene tomate y ajo, que podría resultar ligeramente indigesto en aquellas personas con digestiones pesadas.

 

Autor:


15 maig 2015 por CSENDO Endocrinologia i Nutrició

¿Quieres hacernos una consulta sobre Blog de Endocrinología y Nutrición?

Cercar en el Blog

También te puede interesar

ALIMENTOS DE TEMPORADA: LAS SETAS

Recetas de verano: Te apetece un salmorejo fresquito?

Son ricas en agua, minerales, fibra y antioxidantes

Seguir leyendo

Recetas de verano: Te apetece un salmorejo fresquito?

Recetas de verano: Te apetece un salmorejo fresquito?

Es una crema servida habitualmente fría y como primer plato donde los ingredientes principales son: pan, tomate, ajo, aceite de oliva y sal.

Seguir leyendo

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. OK | Más información

Política de cookies +