El glucagón intranasal; cada vez más cerca

categoría Diabetis

08 novembre 2018


 El glucagón intranasal; cada vez más cerca

No es la primera vez que en este blog se habla del glucagón intranasal, y probablemente tampoco será la última; y es que parece que esta opción para el manejo de la hipoglucemia grave la tenemos cada vez más cerca.


No es la primera vez que en este blog se habla del glucagón intranasal, y probablemente tampoco será la última; y es que parece que esta opción para el manejo de la hipoglucemia grave la tenemos cada vez más cerca.

El glucagón es una hormona que eleva el nivel de glucosa en sangre, al contrario que la insulina. Cuando el organismo necesita glucosa en sangre, las células alfa del páncreas elaboran glucagón, que movilizará las reservas de glucógeno hepático y permitirá aumentar el nivel de glucosa disponible. Por lo tanto, la administración de esta hormona ayuda a elevar el nivel de glucosa en sangre inmediatamente, y se utiliza para recuperar los episodios de hipoglucemia grave.

El glucagón inyectado es la opción que se utiliza actualmente. Se trata de un estuche donde se incluye el glucagón en forma de polvo y una jeringa precargada con agua destilada. Antes de administrarlo, hay que disolver el polvo en la jeringa y obtener la preparación. Esta operación requiere rapidez para poder administrar inmediatamente. Las instrucciones especifican con claridad en el estuche. Aunque puede parecer sencillo, hay que recordar que su utilización será siempre es en el contexto de una situación de emergencia la cual puede llegar a ser muy estresante. Para muchos familiares o cuidadores, se trata de un proceso que da respeto, donde tienen mucho miedo a colapsarse y no inyectarlo de manera correcta.

 

Avanzando, el glucagón intranasal destaca por su facilidad de administración. No requiere una mezcla previa y no precisa ninguna inyección. El hecho de que no haya una jeringa, y no deba inyectarse ya es una ventaja muy considerable a la hora de reducir el choque que puede provocar en quien a socorrer a una persona inconsciente y aumenta la rapidez en la actuación. Además el glucagón intranasal, a diferencia de la actual, no requiere conservarse en frío y se mantiene a temperatura ambiente.

 

El lanzamiento de esta nueva opción viene de la mano del fabricante Lilly, el cual está presentando este nuevo producto tanto en Estados Unidos como en la Unión Europea. El diseño de este nuevo fármaco va destinado tanto a niños, adolescentes como adultos. Se trata de un dispositivo portátil de un solo uso que contiene un polvo seco de 3mg. El usuario simplemente tiene que pulsar un émbolo y el glucagón es expulsado a la cavidad nasal, donde será absorbido por la mucosa. La absorción no requiere inhalación.

El pasado 4 de Octubre se celebró la reunión anual de la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes (EASD) donde se presentaron las novedades respecto al glucagón intranasal entre otros. Se destaca un estudio aleatorizado en el que se comparan las dos fórmulas de glucagón (inyectado o inhalado) en adultos con diabetes tipo 1.

El estudio incluyó más de 70 adultos, el 100% de ellos respondió positivamente tanto al glucagón nasal como al inyectado, sin problemas de seguridad importantes. El 97% alcanzó el objetivo en menos de 15 minutos, con pocas diferencias de tiempo entre los dos grupos. Se comparaba la versión de nasal de 3mg con la intramuscular de 1mg. Los síntomas secundarios al glucagón nasal tienen que ver con  ojos llorosos, picor nasal, congestión nasal o molestias en la nariz y estornudos. Estos fueron transitorios y generalmente leves o moderados. En relación con los dos grupos de estudio, compartían síntomas como las náuseas, vómitos o cefaleas, siendo mayores en el intramuscular a excepción de la cefalea.

Todo apunta a que hay que empezar a dar más importancia esta nueva opción de resolución para la hipoglucemia grave. Aunque provocar algunos síntomas, los investigadores reiteran que pueden aceptarse dado que se está hablando de una solución a un caso de emergencia importante.

Esto así, sí que se destacan algunas situaciones especiales como puede ser la congestión nasal o las infecciones virales donde faltan más estudios para corroborar la fiabilidad del nuevo dispositivo.

La simplicidad de su uso y la rapidez de manejo que ofrece, no pueden ser eclipsados ​​por estos pequeños detalles que aún requieren más estudios. Hay que seguir de cerca esta alternativa que seguro será una primera elección en el futuro.

Autor:


Jefe de Servicio @doctorasesmilo Coordinadora de la Unidad de hipófisis Coordinadora de la Unidad de tiroides Especialista en endocrinología de la gestación


Nutricionista y educadora en diabetes


¿Quieres hacernos una consulta sobre Blog de Endocrinología y Nutrición?

Cercar en el Blog

También te puede interesar

Nuevos subgrupos de Diabetes. 5 tipos de Diabetes en lugar de 2 ¿Es posible?

 El glucagón intranasal; cada vez más cerca

Actualmente la diabetes se clasifica en dos formas principales, diabetes tipo 1 y diabetes tipo 2. La diabetes tipo 2 es la más prevalente actualmente en nuestra sociedad, y en concreto, este tipo de diabetes es muy heterogénea. Una clasificación más concreta, podría proporcionar herramientas poderosas para poder individualizar mucho mejor el tratamiento de cada paciente.

Seguir leyendo

Dapagliflozina para el tratamiento de la diabetes tipo 1 mal controlada

 El glucagón intranasal; cada vez más cerca

El estudio DEPICT-1, el primer estudio de fase 3, demuestra que la dapagliflozina como tratamiento oral adjunto a la insulina, mejora el control glucémico e induce pérdidas de peso en personas con diabetes tipo 1 mal controlada, con mínimos efectos sobre la cetonemia

Seguir leyendo

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. OK | Más información

Política de cookies +