¿Cómo se diagnostica el bocio multinodular?

¿Cómo se diagnostica el bocio multinodular?
En primer lugar el diagnóstico es por exploración física de un / una especialista con experiencia. Con la palpación se detecta la consistencia, el tamaño, la forma, la adherencia etc.

El segundo paso es la ecografía de la glándula para valorar las medidas y características morfológicas, y según las características, se aconseja realizar una PAAF (Punción-Aspiración con Aguja Fina) para determinar el tipo de células que tiene el nódulo y aconsejar qué terapia se ajusta a cada caso.

Los avances ecográficos y la precisión de los nuevos equipos han permitido desarrollar criterios ecográficos de benignidad o malignidad.  A partir del análisis de distintas las características de los nódulos tiroideos, podemos aproximarnos al diagnóstico y determinar la necesidad o no de realizar una PAAF.

La clasificación ecográfica se conoce con las siglas de TIRADS. El TIRADS evalúa: la definición del nódulo, el tipo de vascularización, la presencia de microaclcificaciones, la ecogenicidad, entre otras características. Cada categoría se asocia con un riesgo determinado de malignidad, a partir del TIRADS 4, es necesario hacer PAAF (en ocasiones también en un TIRADS 3). 

 

 


¿Quieres hacernos una consulta sobre Nódulo Tiroidal- Goll Multinodular?

También te puede interesar


TIROIDES

¿Cómo se diagnostica el bocio multinodular?

Reunión anual científica en patología tiroidea

Hemos estado en la reunión de expertos de tiroides de la SEEN en Madrid


Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. OK | Más información

Política de cookies +